arrow-downarrow-leftarrow-rightarrow-uparrowhead-downarrowhead-upcloselogo-icon-with-words logo-iconplaysearch

San Rafael

Los Angeles

Letter from the Pastor

Detalles de campaña

Nuestro objetivo parroquial

$205,000

Comprometido más de 5 años para la campaña Llamado a renovar.

Nuestra parroquia recibe

$102,500

Para renovar nuestra parroquia y fortalecer los ministerios.

Parish Needs

Sistema de Calefacción de la Iglesia

Nuestro sistema de calefacción en la iglesia necesita ser actualizado. La instalación de nuevos accesorios y el calor eficiente en energía asegurará que seamos mejores administradores de todos los dones de Dios.

Renovaciones Interiores de la Iglesia

Restaurar el brillo de nuestra iglesia con nuevos pisos, pintura, así como construir una sala del Santísimo Sacramento mejorará nuestro espacio de adoración y enriquecerá nuestra experiencia de adoración.

Marcos de Vidrieras Barnizadas

Nuestras vidrieras iluminan y embellecen nuestro espacio de adoración. Restaurar los marcos en las ventanas, junto con una limpieza profesional, los devolverá a su brillo original.

Estacionamiento

Nuestro estacionamiento ofrece una mala primera impresión de nuestra iglesia. La reparación y repavimentación del estacionamiento creará un ambiente más seguro y acogedor.

phone

Formación de Fe y Ministerio Juvenil

Nuestra parroquia se compromete a proporcionar formación en la fe a todos nuestros feligreses, independientemente de su edad y habilidades. Expandir este ministerio asegurará que todos tengamos la oportunidad de profundizar nuestros encuentros con Cristo. El Papa Francisco nos ha llamado a todos a mejorar las oportunidades de ministerio juvenil para los adolescentes durante estos años críticos. Fortalecer nuestro ministerio juvenil asegurará que estamos involucrando a la próxima generación de nuestra Iglesia.

Un plan Audaz de Renovación

Nosotros - los fieles católicos - somos los agentes de renovación para la Iglesia y la sociedad. Estoy agradecido por esta oportunidad de caminar junto con el clero y los feligreses en el fortalecimiento de nuestras parroquias y ministerios, el corazón de nuestra Arquidiócesis.
Archbishop José H. Gomez